domingo, 29 de junio de 2014

martes, 10 de junio de 2014

Retrato en técnica digital

Lo prometido es deuda. Esta quincena os quería enseñar este retrato / ilustración /o lo que sea, que hice hace ya algún tiempo. No fue mi primera vez con ésta técnica, pero sí que fue mi primer segundo retrato. Por ello le tengo especial cariño, pero sobre todo por la persona retratada, que es de esas que no dejan indiferente a nadie (y nunca en el mal sentido). Reto a cualquiera que la conozca que sea capaz de encontrar a alguien que tenga una mala concepción de ella. Por cierto, esta "seño" de niños especiales, comparte el amor por la creatividad y el arte, con lo que si algún día dispongo de los permisos necesarios me gustaría eneseñaros alguna de sus óleos.



lunes, 2 de junio de 2014

Entrada extraordinaria II: El rey Abdica. Relevo generacional

Perdón, perdón y perdón. Perdón por romper mi palabra por segunda vez en un par de días y publicar otra vez fuera de tiempo, pero lo del rey tiene para sacarle punta. 

La diferencia es que en mi viñeta no paparece nadie de la casa real, sólo hablo del relevo generacional de los grupos de la izquierda y la que me imagino que podría ser su reacción antela noticia. 



Huelga decir, que este dibujo va acompañado de todo mi cariño y respeto a los retratados. 

Ahora sí, espero que hasta dentro de quince días.

domingo, 1 de junio de 2014

Entrada Extraordinaria (I): VACUNA CONTRA LA DEPRESIÓN.

Sí, sí, lo sé. Hoy no toca entrada nueva y ya sé que ésta no concuerda mucho con la descripción que os día sobre la próxima actualización del blog. Como he mencionado en el título, esto es una entrada extraordinaria. Ayer me encontré un enlace en Facebook que hablaba sobre el descubrimiento de una maravillosa vacuna contra la depresión y la tristeza. Como actualmente no dispongo de una conexión a Internet consistente y fiable, sino que más bien trabajo con la tarifa de datos de mi móvil, no puedo dedicarme a pinchar en todos los enlaces que se me ponene por delante, así que tengo que contentarme con imaginarme lo que me contarían si pudiera leerlos. En este caso, sólo pude imaginarme esto.


Lo mejor contra la tristeza: ¿una buena juerga con una mejor compañía?